viernes, 30 de diciembre de 2011

Breve resumen de la vida de San Francisco de Asis


Cronología de aspectos  la vida de San Francisco de Asís

1181 Nacimiento de San Francisco de Asís
1202-1203 San Francisco Prisionero en Perusa
1204 Enfermedad de San Francisco
1205 Encuentro de San Francisco con el leproso
         Le habla el crucifijo de San Damián
1206 Reclamado por su Padre, renuncia a todo
1206-1208 Reparación  de las Iglesias de San Damián, San Pedro y la
         Porciúncula.
1208 Escucha el Evangelio de misión y la toma por programa de vida
1209 Francisco compone una Regla breve, con frases del Evangelio.  
          La nueva Orden se llamará  "Hermanos Menores".
1224 En la cuaresma de San Miguel  recibe la estigmatización.
1225 composición del canto de la creación
1226  Muerte de San Francisco de Asís
1230 El cuerpo de San Francisco es trasladado a la basílica  construida en 
         Su honor.[1]
San Francisco nació en Asís, ciudad del centro de Italia, en ausencia de su padre, Pedro de Bernardone, rico importador de tejidos  que vendía en los mercados de la región. Su madre lo bautizó con el nombre de Juan, pero su padre lo llamaba Francesco.
Recibió  buena educación. Fue a la escuela de su parroquia, trabajo en la tienda del padre, siendo hábil comerciante. Estudio grafológico que revela a un hombre con alma de artista, creativo, voluntarioso y con tendencia a imponerse sobre los demás y  más que generoso, era derrochador y muy vanidoso.
La ciudad de Asís era perteneciente a Espoleto, pasó a depender del papa Inocencio III por lo tanto hubieron conflictos y proclamaron un régimen en donde Francisco fue reclutado para el régimen, pero el ejército fue prisionero y Francisco estuvo prisionero durante un año en Perusa.[2]
Al salir del la cárcel cayo muy enfermo y ya repuesto empezó a mirar la vida con otros ojos y comenzó a tenerse en menos a si mismo y a mirar con cierto desprecio cuanto antes había admirado y amado en el trascurso del tiempo Francisco quería volver agregarse al contingente para combatir en donde el creía que podía llegar hacer príncipe, pero una noche soñó con un palacio lleno de riquezas y una esposa y lo tomo como un presagio y se encamino en el camino  del Plugia para combatir  y nuevamente la voz apareció en su vida preguntándole a donde iba y él respondiendo que quieres que haga en donde la voz le dice que vuelva a Asís y que lo que quería era otra cosa, San Francisco con esto comenzó un cambio interiormente viendo la vida con una dulzura reflejándose con  el interés con los pobres que ya no era de la misma manera como era antes, ya que antes solo era generosidad, pero ahora era con una mirada diferente comprometiéndose a no negar nunca más una limosna a quien se la pidiera por el amor de Dios.  Con el paso de tiempo el buscaba espacios para la oración , en lo secreto, oraba con ansia, pidiendo al Señor le revelase su voluntad[3]
Otros de los momentos claves de su espiritualidad también se ve reflejado con el encuentro con el leproso los cuales el repugnaba, pero el señor le revelo que si  quería conocer su voluntad, tenía que cambiar, hasta el punto que lo amargo se le volviera dulce y lo dulce amargo.
Francisco se le cruza un leproso en el camino, le besa la mano y le dio una limosna. Hizo un gran esfuerzo para hacerlo pero luego experimentó una  dulzura inexplicable que desde ese encuentro  empezó a ir a  la leprosería, para dar ayudar a los enfermos y curar sus llagas.[4]

Otro momento clave de su Espiritualidad es cuando entro a rezar a la Iglesia de San Damián y  tuvo una visión de Cristo crucificado que le traspasó el corazón, Y sintió que el Señor le decía: "Francisco, repara mi iglesia; ¿no ves que se hunde?". En donde san Francisco construyo las iglesias pensando que se refería a eso por cómo era rico, pero en realidad el señor se refería a los creyentes.

San francisco dejo todos sus bienes por el Señor y su prójimo, teniendo implicancias en su familia ya que vendió los bienes de su padre, esto provoco molestar en el padre contra francisco y por lo mismo causo dolor en San francisco porque tuvo que permanecer escondido a causa de su padre, permaneciendo  francisco en oración.
Luego de los conflictos con el padre se dispuso a seguir a Cristo pobre y desnudo, en una nueva vida radicalmente distinta a la anterior siguiendo a cristo de cara a él.[5]
Otro momento importante de su espiritualidad fue cuando fue en la cuaresma de San Miguel  el señor le pronuncia el anuncio de la pasión de Cristo identificándolo con todas las tribulaciones y sufrimientos que ha pasado fue ahí donde el señor le pidió tres dones que corresponden a los votos de obediencia, pobreza y castidad base de su espiritualidad franciscana.
San Francisco de Asís le pedía al Señor experimentar el dolor que se sintió en la pasión y el amor sin medida por salvar a los hombres del pecado.
San Francisco ve del cielo bajar un serafín con 6 alas que representaba a un hombre crucificado y se le formaron es manos y pies las marcas de los clavos y en el costado una llaga sangrante marcando su vida al Señor.[6]
Otro punto importante es que San Francisco es conocido como el hermano universal, como un hombre de paz y de reconciliación, como el amante de los pobres, en cantor de la creación, Ante todo San Francisco de Asís es un místico, un verdadero contemplativo, un enamorado de Cristo, pobre y crucificado.
Francisco no es solo un hombre que reza, sino como un hombre de oración, la presencia de Dios lo transfigura, hasta convertirlo en otro Cristo.
Lo más íntimo de él son sus oraciones, en ellas no solo le habla a Dios, sino que habla con Dios, son oraciones profundamente bíblicas donde se manifiesta intensamente la mente y el corazón de San Francisco, todas las oraciones  revelan las distintas etapas de su singular itinerario  espiritual, son el fruto  de la asimilación orante y prolongada de la palabra de Dios.[7]
·         El primer escrito de San Francisco remite al tiempo de su conversión  y está ligado al Crucifijo de San Damián cuando paso cerca de la Iglesia de San Damián  y entro y se puso a orar fervorosamente ante una imagen del Crucificado, en esta etapa San Francisco había realizado una ruptura con su anterior estilo de vida, pero a pesar de su insistente oración no lograba  entender cuál era el plan de Dios para él por lo tanto  se dirigió al Sumo glorioso Dios, al crucificado para que iluminara las tinieblas de su corazón y le concediera la sabiduría para comprender, y la gracia para realizar su voluntad.
Con esta oración se presenta un punto clave de su Espiritualidad el Sumo, glorioso Dios, es el que concede todas  las gracias; solo la fe, la esperanza, la caridad pueden iluminar el corazón y conducir a una vida nueva; el conocimiento, indispensable para amar, es inútil, si no se cumple el santo y veraz mandamiento del Señor.
·         alabanza a las virtudes que dice Salve, reina sabiduría, el Señor te salve con tu hermana la pura santa simplicidad.

·         saludo a la Bienaventurada Virgen María, este escrito recuerda el Ave María.

·         alabanzas al Dios Altísimo, dos años antes de su muerte en el monte alverna.
Él esta tan enamorado  del solo Verdadero Dios, que es el pleno, el todo bien, el total bien, el verdadero y sumo bien, con esto quiere decir que con estas alabanzas se ve la inefable realidad de Dios a través de un itinerario contemplativo de tres momentos: alabanza a Dios creador, uno y trino, sumo bien, alabanzas a Dios amor, que salva, protege, custodia y defiende al hombre, al Dios grande y admirable.

·         Cantico de las criaturas compuesto después de una noche sin dormir por motivo de los grandes sufrimientos físicos y la garantía explicita que el señor le concedió de su futura salvación.

·         Alabanzas que se han de decir  en toda las horas están compuestas de distintas partes de las escrituras y de la liturgia, es característico de su espiritualidad que se resume en la triple aclamación  de alabanza a Dios Santo y digno de gloria, a lo que sigue la triple invitación a todas las criaturas para que alaben al Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

·         Exhortación a la alabanza a Dios  constituye un precioso testimonio acerca del modo de rezar, sobre todo de su gran deseo de involucrar a todas las criaturas para alabar y bendecir al Señor.

·         Paráfrasis del Padre Nuestro el cual no es  un comentario sino que es un Padre Nuestro ampliado, meditado, rezado versículo a versículo para hacer memoria de los dones de Dios; para concretar el mandamiento del amor, para acoger con gratuidad y entusiasmo la invitación de Jesús.

·         La Oración él Te Adoramos, que es para rezar aparte del Padre Nuestro y que fue compuesto por San Francisco en las últimas semanas de su vida, es una gran síntesis de su conversión, de su experiencia evangélica y de la experiencia de sus compañeros

También se ven otras oraciones compuestas por San Francisco como oficio de la pasión del Señor, vísperas de la navidad del Señor, oración a la trinidad, invitación a restituir todos los bienes al señor, acción de gracias y feliz quien ama al señor entre otras.[8]


[1]Hno. S.Lopez San Francisco de Asis, escritos biográficos y documentos,cronología de la vida de San Francisco de Asis,pag 978. Fareso.Madrid
[2] Hno. S.Lopez San Francisco de Asis, escritos biográficos y documentos,su genero de la vida de San Francisco de Asis,pag 141. Fareso.Madrid
[3] Hno. S.Lopez San Francisco de Asis, escritos biográficos y documentos,como Dios visito su corazón ,pag 143. Fareso.Madrid
[4] Hno. S.Lopez San Francisco de Asis, escritos biográficos y documentos,entrga al servicio de los leprosos,pag 151. Fareso.Madrid
[5] Hno. S.Lopez San Francisco de Asis, escritos biográficos y documentos,Iglesia de San Damian ,pag 153. Fareso.Madrid
[6] Hno. S.Lopez San Francisco de Asis, escritos biográficos y documentos,visión de un hombre crucificado en figura de serafin ,pag 198-199. Fareso.Madrid
[7] Fr.José Rodriguez.Alabad y Bendecid, oraciones de San francisco de Asis,Du Signe
[8] Fr.José Rodriguez.Alabad y Bendecid, oraciones de San francisco de Asis,Du Signe

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada